3 dic. 2018

EN NAVIDADES, ADOPTA CON RESPONSABILIDAD

AVISO: LEER EL TEXTO ENTERO POR FAVOR
Os cuento mi caso, tengo que regalar a mi pequeño, la situación es insostenible, cuando decidí tenerlo nunca imaginé que causará tanto lío...
Tengo que levantarme cada 3 horas para darle de comer, tiene 6 meses y todavía no hace sus necesidades en su sitio y tengo que estar limpiando todo el día, vomita, llora...
lo muerde todo, llevo con mi pareja un año y no puedo dedicarle la atención que se merece ya que tengo que estar las 24h pendiente del pequeño...
Creo que lo mejor sería darlo en adopción... con una familia que lo vaya a cuidar mejor, y le de la atención que necesita además vivo en un piso pequeño y creo que necesita más espacio para que crezca, juegue y corra...
Aún es pequeño pero cuando crezca será grande ya que yo mido 1,70 y su padre 1,90 ...
Se llama Antonio, pesó 3,80kg al nacer, es moreno, ojos verdes, precioso... no es de raza puesto que su padre es marroquí y yo soy española ... así que por eso creo que será más difícil encontrarle una familia pero si no la encontramos tendré que llevarlo a un orfanato...
¿Os parece aberrante verdad?
Pues así se ve y se siente cuando por razones de tiempo o espacio os deshacéis de vuestra mascota, en el momento en el que decides adoptar a un animal es para toda la vida. Ellos os ven como a su familia... imaginaos el dolor que puede sentir al ver que su familia lo abandona, porque aunque llegue a otra familia que los quieran o los traten con amor siempre estarán esperándoos...
se consecuente con tus actos, no es un capricho es una vida que si no vas a saber apreciar, cómprate un peluche...